Francisco Verdú: «Hay unos 200.000 drogodependientes en la Comunitat Valenciana»

La importancia de las drogas en nuestra sociedad se ha infravalorado, de hecho, en los estudios de opinión del CIS no aparece como preocupación alguna en los primeros lugares del ranking por lo que «cabe pensar en que se ha normalizado como una enfermedad más o como un problema social». En estas líneas se expresa Francisco J. Verdú, co-director del Master Propio en Prevención y Tratamiento de las Conductas Adictivas. Este curso ofrece no solo el aprendizaje de la metodología básica en drogodependencias sino también de datos, frecuencias y prevalencia. Verdú, en la siguiente entrevista, explica la situación de la Comunitat Valenciana en cuanto a drogodependencia, sus consecuencias y el problema que supone la aceptación social del consumo de estupefacientes.

[1]

¿Cuál es la situación actual de la Comunitat Valenciana frente al resto de España?
La Comunitat Valenciana siempre ha tenido resultados similares a la media del país, en algunos momentos, como en la actualidad, en las encuestas nacionales (EDADES y ESTUDES) siempre hay 1 o 2 puntos arriba sobre la media española en las prevalencias del consumo, como es el caso del Alcohol, el Cánnabis y el Tabaco. Las diferencias siempre son mínimas, y en algunos casos menores con respecto a otras comunidades autónomas similares a la nuestra.

¿Hay alguna población de la Comunitat Valenciana en la que el consumo de drogas se dispare?
Las encuestas están diseñadas para un conjunto, o sea para el estado español o para la Comunitat, establecer claras diferencias entre regiones o comarcas se precisa de mayor número de encuestados. No obstante, en el tiempo y analizando otros sistemas de información, podemos decir que las grandes ciudades son las que albergan mayor número de consumidores, es obvio. Así como la ciudad de Alicante se caracteriza por un consumo alto de cannabis, parecido ocurre con el cinturón de Valencia. Tradicionalmente algunas poblaciones como el caso de Catarroja, Alzira, Elx o Torrent atienden a más personas con problemas de drogas. Así como el centro de Alicante, el Grao en Valencia o el Centro de Castellón, son en parte las mayores notificadoras de episodios por consumo de sustancias psicoactivas.

Desde el Máster en Prevención y Tratamiento de las Conductas Adictivas se desarrolló la idea de crear un sistema de información en materia de prevención, que se ha materializado en la Comunitat Valenciana y que permitirá disponer de datos fiables de análisis de la realidad

¿Qué métodos para la prevención de la drogodependencia están en marcha ahora mismo en la Comunitat? ¿Están funcionando?
Los métodos que se han venido aplicando en la Comunitat Valenciana, y también en el resto de España, e incluso en otros países del entorno europeo, son “programas” dirigidos a intervenir en la prevención universal, que como objetivo prioritario tiene a los alumnos escolarizados, a sus madres y padres; cierto que también existen programas para la prevención indicada, sobre la que se recae la información a día de hoy del cánnabis, el alcohol y el tabaco, dirigida a las edades (13 y 16 años). Aunque en estos momentos se estudia la viabilidad de aplicar programas de prevención selectiva, dirigidos a menores y jóvenes que ya tienen un consumo de sustancias psicoactivas, tanto legales como ilegales, establecido. Todos estos programas vienen explicados, interpretados, aplicados y catalogados desde el propio Máster en Prevención y Tratamiento de las Conductas Adictivas, además desde aquí se desarrolló la idea de crear un sistema de información en materia de prevención, que se ha materializado en la Comunitat Valenciana a través de un Sistema de Información en Prevención. Este sistema supondrá un hito en la materia de las adicciones, pues se va a disponer por primera vez de datos fiables, de análisis de la realidad y de búsqueda de soluciones a nuevos problemas.

Ahora que parece que ‘estamos saliendo’ de la crisis, ¿ha aumentado o disminuido el consumo de drogas?
Lo cierto es que hoy en día los indicadores, como el de tratamiento, nos muestra que todavía estamos bajo el influjo de la crisis, de la situación decadente marcada por la falta de ingresos, y que estamos pendientes de la tendencia de las notificaciones por consumo de sustancias psicoactivas que se producen año tras año. Los cambios en la atención de las adicciones no se suceden de una manera brusca, más bien en el tiempo, pues la latencia (tiempo que trascurre desde que comienzan a consumir hasta que piden tratamiento) está en una media aproximada de 5 años.

Respecto a la Comunitat Valenciana tenemos unas 80.000 personas afectadas por el consumo de alcohol seguido por 42.000 diagnósticos por cocaína, 32.000 diagnóstico de heroína, 28.000 por consumo de cannabis, 10.000 por ludopatíay el resto hasta 200.000 corresponde a las benzodiacepinas

¿Cuál era la situación durante la crisis?
La caída de las notificaciones fue el primer síntoma de un cambio de tendencia, seguido de la menor afluencia al tratamiento programado, del abandono, en el sentido de no acudir a tratamiento o bien de abandonar la medicación prescrita o la psicoterapia, o acudir los pacientes bien pasado el tiempo al volver otra vez al consumo. Las continuas recaídas se producían de forma más espaciada, no obstante, yo calculo que aproximadamente hay hoy en día prácticamente 200.000 personas afectadas en la Comunitat Valenciana, sin contar el tabaco. Y 2 millones de personas en todo el país. Respecto a la Comunitat Valenciana tenemos unas 80.000 personas afectadas por el consumo de alcohol (40%) a pesar de que en los últimos años se ha producido un descenso sostenido de entre un 5 y un 7% de pacientes. Seguida de 42.000 diagnósticos por cocaína (21%), 32.000 diagnóstico de heroína (16%), 28.000 por consumo de cannabis (14%), 10.000 por ludopatía (5%) el resto hasta 200.000 corresponde a las benzodiacepinas (3000, casos -1,5%- a resistentes al tabaco 4000-un 2%- y unos 1000 casos que son relativos a anfetaminas, drogas de síntesis, u otras sustancias etc.)

¿Qué tratamientos son los más efectivos a la hora de lidiar con la drogodependencia?
El sistema de atención sociosanitario público es una garantía para todos los valencianos afectados por las adicciones. Además, cuenta con varios circuitos de atención terapéutica combinando tanto la atención médica como psicológica, la atención ambulatoria como la residencial. Es interesante añadir el cambio generacional de los profesionales, que con nuevas convocatorias públicas se accede a los puestos de trabajo o bien la renovada actividad de los centros de día y las comunidades terapéuticas que al finalizar este año habrá recompuestos a todos los trabajadores que dejaron sus puestos de trabajo debido a la crisis y en constante crecimiento.

¿Cree que la sociedad está lo suficientemente concienciada de las consecuencias del consumo de drogas?
Es posible que la sociedad en su conjunto y en líneas generales dada la gran cantidad de información proporcionada por los medios de comunicación, por los profesionales de las unidades de prevención comunitaria y otros desde el ámbito educativo como sanitario, tenga la sociedad en general conciencia de la gravedad que supone el consumo de drogas, pero sabemos que ello no evita la aparición de nuevos casos tanto en las drogas legales, por su constante publicidad y promoción, como en la ilegales por su penetración, permisividad y aceptación social.

Es la propia de la sociedad la que nos incita a consumir alcohol unida a la industria alcoholera que influye, mediatiza y exige el consumo de “bebidas alcohólicas”

¿Cree que la sociedad asocia el alcohol como una ‘droga’?
Durante muchos años ya es sabido por la sociedad que el alcohol es una droga legal, que en muchos casos acaba convirtiéndose en una verdadera droga dura y cuya evitación es la salida más sana, y que evitando su consumo son más de doscientas enfermedades que no sufren. Hay bastante evidencia clínica que demuestra que el consumo de alcohol y tabaco junto con la comida con grasa, el azúcar y las bebidas gaseosas atascan nuestras arterias, por tanto, no habrá buena circulación y con ello falta de oxigenación, muerte celular y envejecimiento prematuro. Pero es la propia sociedad la que nos incita a consumir alcohol unida a la industria alcoholera que influye, mediatiza y exige el consumo de “bebidas alcohólicas”. Es un negocio antes que un placer. Somos inevitablemente sociales, pero nuestras decisiones frente a las de los demás son propias y deben ser respetadas; no tomar bebidas alcohólicas es una decisión personal frente al grupo social que nos incita a beber.

Endnotes:
  1. [Image]: http://www.adeituv.es/wp-content/uploads/2017/11/P5130083_1.jpg

Source URL: http://www.adeituv.es/noticias-master-prevencion-intervencion-conductas-adictivas-drogodependencia-comunitat-valenciana/